CAC, CONSULTORÍA EN AHORRO DE COSTES Y EL COMPLIANCE.

 

Desde CAC, Consultoría en Ahorro de Costes también nos preocupamos por el compliance o “cumplimiento normativo”, tanto por nuestra parte como para nuestros clientes. Para ello ponemos a su disposición un equipo de expertos en esta materia para ayuda a las empresas en:

  • la implantación de sistemas de ética y cumplimiento,
  • la identificación de los riesgos normativos y penales,
  • la implantación de códigos éticos,
  • la gestión de canales de denuncia y protección del denunciante,
  • la formación a socios, consejeros, directivos, mandos intermedios y toda la organización,
  • acompañamiento en la certificación de sistemas normalizados UNE19601,ISO37001.

 

Con el compliance también podemos ahorrar mucho dinero a las empresas. Pese a que no nos será posible a poder monitorizar el ahorro en un primer momento, si nos permite poner a las empresas clientes en la senda de evitar demandas y sanciones por incumplimiento. Y esto se puede comparar con:

  • las sanciones que haya podido recibir esa empresa en el pasado,
  • su nivel de conflictividad pasada o presente,
  • sus stakeholders o empleados,
  • su nivel de riesgo en la internacionalización.

Compliance CAC
De igual manera, el artículo 31 bis del Código Penal obliga a todas las empresas a tener un programa de cumplimiento normativo, lo que llamamos un sistema de compliance, que tenga su fundamento en un análisis de los riesgos que le aplican a la empresa concreta. Así mismo, la normativa sobre “Prevención del Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo” obliga a muchas empresas y organizaciones a tener una política previsora. También, la Circular de la UE de finales de 2019 obliga a las empresas a proteger al denunciante de buena fe. Pendiente de trasposición interna, esto obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a que implanten buzones de denuncia en sus organizaciones, y que garanticen la total confidencialidad y protección del denunciante. El no cumplir con lo anterior le puede suponer a la empresa fuertes sanciones que puede llegar desde importantes multas económicas hasta el cese de su actividad.

En cuanto a la relación cliente-proveedor, la mayoría de las empresas del IBEX35 y cotizadas tienen implantado un sistema de ética y cumplimiento. En el sistema, la gestión relacional con los stakeholders es fundamental. Cada vez es más recurrente que, de cara a homologar a sus proveedores, estas empresas seleccionen a los mismos en relación a si tienen implantado un sistema de ética y cumplimiento. Esto para la pyme empieza a ser estratégico, porque si su cliente importante es una empresa cotizada, ésta le va a exigir, sino lo está haciendo ya, que tenga implantado un compliance. Por ejemplo, en el sector de alimentación, las que trabajan con marca blanca para las grandes distribuidoras. Y esto supera el concepto de ahorro de costes y se instala en la propia supervivencia de la empresa.

Resumiendo, llamamos la atención de la empresas y del empresario en la necesidad de la implantación del compliance por dos razones de mucho peso:

  • Por el ahorro de costes en cuanto a las posibles multas y sanciones que puede sufrir,
  • Por el motivo estratégico por cuanto el no tenerlo implementado, le puede significar la pérdida de un potencial cliente importante o el acceso a los mismos.